FESTIVIDAD DE LA VIRGEN DEL VALLE PATRONA DE LA ARMADA BOLIVARIANA

   “Según la leyenda fue encontrada en el cerro el Piache que, como mudo centinela, domina el caserío. Pero una tradición más asentada asegura que fue hallada la graciosa imagen junto a una playa, por unos indios que la trajeron en hombros al poblado, en donde María había de arraigarse y allí exhalar el más suave olor, y abrir su manto protector a todos los pueblos orientales de Venezuela”.

   En los inicios de la conquista los españoles fundaron en la isla de Cubagua, la ciudad de Nueva Cádiz. En poco tiempo dicha ciudad creció vertiginosamente derivado de la extracción de perlas que abundaban en sus mares. Durante este período los habitantes de Nueva Cádiz encargaron a España una imagen de la Inmaculada Concepción para poner la ciudad bajo su protección. La imagen llegó a Cubagua en el año 1530, pero pocos años después, el 25 de diciembre de 1541, un huracán arrasó Nueva Cádiz y con ella la iglesia donde estaba la imagen de la Virgen. Al salvarse milagrosamente la imagen de la Virgen, los pobladores de Cubagua decidieron ponerla salvo de nuevos cataclismos, llevándola en 1542 a una Hacienda en El Valle de la Isla de Margarita, donde le construyeron una pequeña ermita. Con el paso del tiempo el lugar dio el nombre a la imagen, que comenzó a llamarse la Virgen del Valle.

   En el año de 1608, la isla de Margarita experimentó una gran sequía. Por tal motivo, los margariteños decidieron sacar la Virgen y llevarla en procesión hasta la Asunción. De acuerdo con los testimonios que se tienen de la época, en el momento en que la procesión llegó a esta ciudad, el cielo se ennegreció y pronto comenzó a precipitarse una fuerte lluvia sobre toda la isla, también se relata que la Virgen estuvo al lado de los patriotas en la batalla de Matasiete, durante la guerra de Independencia. En este sentido, ella animaba a los patriotas y curaba sus heridas, por lo que también se le conoce como la Virgen Patriota. Además del relato anterior, existen muchas leyendas sobre la Virgen del Valle.

   El 8 de septiembre de 1911, tuvo lugar la Coronación Canónica de la Virgen del Valle, por el Excelentísimo Señor Doctor Antonio María Durán, obispo de la Diócesis de Guayana.

   El 8 de septiembre de 1921, fue proclamada Patrona de la Diócesis de Guayana, por el Ilustrísimo y Reverendísimo Monseñor Sixto Sosa, obispo de esa región, patronazgo concedido por su Santidad el Papa Benedicto XV.

   La Virgen del Valle es también conocida como la Patrona de los marineros, que la llaman en oriente “la más tierna y dulce de las madres” y siempre la invocan antes de zarpar o lanzar la red. Por lo que el  21 de abril de 1979, el hermano Nectario María hace la petición ante las autoridades venezolanas, para que la Virgen del Valle fuese “La Patrona de la Escuela Naval de Venezuela”, y el 15 de noviembre de 1981, atendiendo a esta petición, la Virgen es declarada como “Patrona de la Marina de Guerra de Venezuela”.

   En 1989, por disposición de Su Excelencia Monseñor Cesar Ortega, se construyó el “Museo Diocesano Virgen del Valle”, inaugurado oficialmente el 8 de diciembre del mismo 1989. Esta institución tiene como finalidad primordial conservar el patrimonio de la Virgen, como forma de promover la piedad y el culto de amor rendido por el pueblo margariteño a su Virgen Santísima.

   El templo de “Nuestra Señora del Valle”, obra arquitectónica de gran valor, ha sido siempre sitio de constante peregrinación de naturales y llegados de otras latitudes, tanto venezolano como extranjero. Es por ello, que en la visita “Ad Limina Apostolorum” que realizara el entonces obispo de Margarita, Mons. Cesar Ortega, en abril de 1995, hiciese la petición en audiencia privada con el Papa Juan Pablo II de que este histórico templo fuese elevado a la categoría de Basílica Menor.

   Pronta fue la respuesta, pues el 7 de junio de ese mismo año de 1995, el Santo Padre confirma dicha petición mediante la Bula “Inter Sacras Aedes”, elevando el Santuario Diocesano de Margarita a Basílica Menor. La celebración de este evento se llevó a cabo el día 8 de diciembre de 1995, en la solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, en la que se realiza además la subida de la Virgen a su camerino, de donde es bajada cada 1º de septiembre.

Prensa CAVIM