26 DE ABRIL DÍA MUNDIAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL

El 26 de abril se celebra el Día Mundial de la Propiedad Intelectual, que fue decretado por la ONU a través de su organismo Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), con el objetivo de conocer la función que tienen los derechos de propiedad intelectual y con ello valorar y fomentar la innovación y la creatividad.

La propiedad intelectual es una disciplina de orden jurídico, la cual protege todas las innovaciones y creaciones artísticas, literarias y científicas, que pueden ser tangibles o intangibles.

Quedan protegidos todos los derechos de aquellas personas vinculadas al mundo de las artes, de la interpretación, productores y a la radiodifusión. Con ello se busca que cualquier obra creativa, sea objeto de plagio y en caso de suceder, puede ser duramente penalizada.

Para la protección, las leyes se valen de las denominadas patentes y a través de ellas, se logran que las personas involucradas logren cierto prestigio, reconocimiento y también ganancias por su trabajo creativo.

Actualmente, existen distintos tipos de propiedad intelectual como son:

Los Derechos de Autor: Se refiere al trabajo creativo de las personas en las distintas disciplinas como el arte, la literatura, la pintura, el cine, la publicidad. Aquí también entran todas las innovaciones en lo referente a los distintos avances tecnológicos en el mundo de la informática.

Las Marcas: Son de suma importancia, ya que se relacionan con el sello original que identifica un determinado producto o servicio que se lleve a cabo. En toda la historia, las marcan siempre han existido y es lo que permite diferenciar un determinado servicio o producto de otro.

Las Patentes: Resultan esenciales, sobre todo, a la hora de que un producto o marca pueda ser utilizado por terceros.

Los Diseños Industriales: Como su nombre los indica, están relacionados con todos los modeles industriales que se crean.

Indicaciones Geográficas: Para productos que tienen un origen geográfico concreto y cuyas cualidades, reputación o características se deben esencialmente a su lugar de origen.

Prensa CAVIM