BATALLA DEL PANTANO DE VARGAS

La Batalla del pantano de Vargas fue un enfrentamiento armado que se presentó en cercanías al municipio de Paipa (Colombia) el 25 de julio de 1819, entre las tropas patriotas de Venezuela y Nueva Granada comandadas por el Libertador Simón Bolívar y las tropas realistas españolas al mando del militar español José María Barreiro, en la campaña libertadora por la independencia de Colombia.

El resultado fue la decisiva victoria neogranadino – venezolana. Las consecuencias a corto plazo fueron enormes ya que estimularon militar y psicológicamente a las fuerzas libertadoras, desmoralizaron y pusieron en retirada a los españoles. No solo influyó en las siguientes victorias del Puente de Boyacá (Colombia) si no en la campaña entera desde Carabobo, Pichincha, Junín hasta Ayacucho.

Apenas el ejército patriota culmina el asombroso paso de los Andes y atraviesa el río Sogamoso, muy cerca del Pantano de Vargas, es acometido por los realistas de Barreiro. Bolívar en posición desventajosa, acepta el combate.

Aquí en Pantano de Vargas se destacan la Legión Británica y el Coronel Rondón a quien el Libertador le gritó en un momento de desesperación: «Coronel, gritó, ¡Salve usted la patria! a lo que el intrépido coronel contestó “es que Rondón no ha peleado todavía”. Rondón, un negro, hijo de esclavo, electrizado, se desprendió como un resorte largamente comprimido y descendió, a galope tendido y con lanza en punta, por la colina, en dirección de la batalla. Detrás de él, catorce llaneros arrastrados por el ejemplo y la voz: “¡Que los valientes me sigan!” clavaban las espuelas sobre sus monturas. Catorce fieras que surgieron en el medio de las filas enemigas para perforar con sus lanzas a los infantes espantados que rápidamente fueron sumergidos por el resto de la caballería llanera que siguió de cerca la heroica carga de Rondón.», La victoria fue de los patriotas, quienes continuaron la campaña hacia Corrales de Bonza.

Prensa CAVIM